Como prevenir los golpes de calor

 

Los perros (y los gatos) son mucho más sensibles al calor que los humanos, y un día caluroso puede ser muy peligroso si la exposición pasa de lo razonable.

El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, una subida del calor corporal hasta tal punto que hay riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser temporales o irreversibles, pueden provocar la muerte, y dependen para cada animal del tiempo de exposición y de la temperatura. Cuanto mayores sean estos, mayores serán los daños.

En apenas 10 minutos, un perro o un gato pueden morir dentro de un coche. A veces, ni un rescate rápido consigue evitar los problemas vasculares, las hemorragias o el edema cerebral. 

 

 

El control de la temperatura corporal

Los perros no transpiran, y sólo eliminan el calor mediante tres mecanismos:

  • -El jadeo
  • -El sudor, solamente a través de las almohadillas de los pies
  • -Zonas aisladas y de poco pelo, como el vientre

 

 

Factores de riesgo

 

Una lista de cosas que pueden desencadenar el golpe de calor, y que por tanto deben vigilarse:

 

 

    • Temperatura moderada en el exterior después de varios días de calor sofocante.

    • Humedad ambiental alta, que dificulta la propia eliminación de vapor de agua del animal.

    • Espacio reducido y/o mal ventilado: coche, habitación, patio pequeño, balcón, transportín, bodega de barco, ...

    • Agua: poca cantidad, no fresca o no renovada a menudo.

    • Carencia de sombra o sombra muy reducida.

    • Suelos de cemento.

       
      • Enfermo: insuficiencia cardíaca, insuficiencia respiratoria, stress.

      • Braquicéfalo (morro muy chato): Bulldog, Carlino, Gato Persa muy tipado, Boxer, Pequinés, ...

      • Obesidad: la piel tiene más poder aislante.

      • Color de capa: los oscuros absorben más el calor.

      • Ejercicio, absolutamente prohibido en horas de más calor.

      • Nerviosismo

        Altas temperaturas en el exterior

      • Muy joven o muy mayor

         



 

 

Síntomas de golpe de calor en perros

La temperatura normal de un perro ronda los 38-39 grados. Un perro sufre un golpe de calor cuando su temperatura corporal supera los 42º. Algunos síntomas de que sufre un golpe de calor son:

  • -Jadeo

  • -Decaimiento

  • -Ritmo cardiaco acelerado

Si no ponemos remedio a tiempo, empezará a sufrir temblores, salivación excesiva, falta de oxigenación y finalmente la muerte.

Si tu perro muestra estos síntomas, es importante que acudas al veterinario de inmediato. Mientas, para ayudarle a bajar la temperatura, ponlo a la sombra, refréscale con toallas humedecidas la zona del cuello y las axilas y humedécele la boca (no lo fuerces a beber).

 

 

 

 

 

 

Cómo prevenir los golpes de calor

NUNCA dejes a tu perro en el coche

  1. Asegúrate de que tiene agua fresca siempre a su alcance

  2. Si está fuera de casa, que tenga una zona de sombra donde refugiarse

  3. Nunca lo dejes en un vehiculo, en 10 minutos podría sufrir daños graves, y en menos de 20 minutos podría fallecer a causa del calor

  4. No lo saques a pasear en las horas de más calor, y menos aún a hacer ejercicio

  5. Dale de comer cuando la temperatura haya refrescado

 

 

 

 

 

 

 

 

Clinica Veterinaria Trivet Calafell